Reto enviado por Gontzal: Huracán dormido.

            Paralizado, sentado en este viejo sillón de piel hecha jirones, observo el techo y siento la respiración profunda que me ayuda a meditar. La curva de la felicidad asciende y desciende a medida que el aire entra y sale de mis pulmones. Llevo pensando un rato, se suceden los minutos y soy incapaz de …

Sigue leyendo Reto enviado por Gontzal: Huracán dormido.